La fascitis plantar, un problema a evitar en la vuelta a los entrenamientos

Tras mucho tiempo parados o entrenando en casa, hemos vuelto a nuestros entrenamientos en el exterior con mucho énfasis. Sin embargo, no debemos dejar que este ímpetu se traduzca en mala praxis a la hora de realizar los ejercicios y sobrecarga innecesaria de trabajo. Ello podría derivar en lesiones de distinta índole, y nuestros podólogos del Centro Sanitario apuntan a que la fascitis plantar podría ser una de las más comunes. En este artículo te explicaremos qué es, cómo se produce y las formas de evitar que aparezca para cortarnos la progresión.

Antes de todo, conviene saber en qué consiste esta dolencia la cual trae de cabeza, principalmente, a los corredores. Fundamentalmente es una inflamación en la fascia que da cobertura a nuestro arco plantar y que muestra sus síntomas en la zona más cercana al talón normalmente. En caso de terminar padeciéndola, puede llegar a ser muy molesta y dolorosa, llegando a obligarnos a detener nuestra preparación por un tiempo.

La fascitis plantar es una lesión muy relacionada con el intenso impacto al que sometemos a las extremidades inferiores al correr y los malos hábitos que tienen algunos ‘runners’ cuando entrenan. Además, una mala elección de las zapatillas que utilizamos para realizar la práctica deportiva puede ser determinante y provocar que terminemos lesionándonos.

Como sufrir este problema depende, en gran medida, de la forma en que enfoquemos y planifiquemos nuestras sesiones, existe una serie de numerosos factores que podemos controlar para asegurarnos de mantenernos sanos. Para empezar, debemos planificar al detalle nuestra tabla de entrenamientos, de modo que sea progresiva y no cuente con más volumen de trabajo del que podemos soportar; trabajar la técnica de carrera es imprescindible, así correremos de forma equilibrada y el esfuerzo se distribuirá por nuestra anatomía equitativamente; siempre que podamos, haremos tiradas por terrenos blandos como caminos de tierra y no tan abrasivos como pueden ser el asfalto o las aceras; las zapatillas tienen que ser específicas para la práctica de ‘running’ y adecuadas para nuestro tipo de pisada; también controlaremos nuestro peso, puesto que si es excesivo tendremos más posibilidades de desarrollar fascitis plantar; finalmente, conviene estirar convenientemente, sobre todo la zona de los gemelos.

Recuerda que es muy importante acudir de vez en cuando al Podólogo y al Fisioterapeuta para mantenernos en plena forma y prevenir las lesiones antes de que aparezcan. En el Centro Sanitario de Torrejón contamos con los mejores especialistas en cada una de estas disciplinas. ¡Te esperamos!

 

Deja un comentario

Centro Sanitario Sonoclinic es un centro multidisciplinar, donde especialistas en diferentes ramas y terapias tratarán sus dolencias.

¿Dónde estamos?

91 007 53 35

Calle Ronda del Saliente, 16
Torrejón de Ardoz. Madrid

logo parking

1 hora GRATIS
PLAZA MAYOR

Centro Sanitario Sonoclinic © Todos los derechos reservados

Abrir chat